lunes, 27 de marzo de 2017

Aparece muro, del S XVIII, de protección de la Alameda Principal frente a las crecidas del Guadalmedina en las obras del metro

En la obras del metro del tramo Atarazanas- Guadalmedina ha aparecido ,junto al Guadalmedina un muro del siglo XVIII , de la época en que se creó la Alameda Principal ,destinado a protegerla de las crecidas del río y que contaba,además, con una rampa que unía la Málaga intramuros con el histórico barrio del Perchel.

jueves, 2 de marzo de 2017

Manifiesto en defensa de la bahía de Málaga

Manifiesto en defensa de la bahía de Málaga, de rechazo al rascacielos del morro de levante del puerto, y de apuesta por el uso público de este espacio.

Pincha aquí y únete 



domingo, 26 de febrero de 2017

Proyecto de reforma de calle Ancha del Carmen ,que pasaría a tener preferencia peatonal

Calle Ancha del Carmen .Proyecto 2017

Calle Ancha del Carmen y Malpica .Proyecto 2017

Se presenta el proyecto para reformar calle Ancha del Carmen que pasaría a tener preferencia peatonal, suprimiendo los actuales aparcamientos y dejando solo el paso de vehículos de residentes. Desde la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, que ha redactado el proyecto, se informó que se utilizará  una nueva solería antideslizante , sustituyendo  los actuales adoquines  ,y nivelando las aceras y la calzada  .La farolas actuales se suprimen por unos impersonales focos adosados a los edificios. No se contempla ningún tipo de arbolado, supuestamente, para que los tronos de las procesiones pasen holgadamente, ya que en las calles adyacentes: Malpica , Montalbán y Conde Duque de Olivares , en las que también se intervendrá, si aparecen arbolado tipo naranjo , aun siendo más estrechas. El equipo de Gobierno pretende incluir la actuación en los presupuestos de este año 2017, aun pendientes de aprobación.
Calle Ancha del Carmen tiene un gran valor patrimonial y simbólico por ser uno de los pocos hitos que quedan del ,prácticamente , desaparecido barrio del Perchel por lo que cualquier actuación ha de realizarse con el máxima sensibilidad y  respeto histórico
Calle Ancha del Carmen en 2010

domingo, 19 de febrero de 2017

Desde la Universidad de Málaga se alerta sobre el negativo impacto paisajístico que tendría el hotel de 135 mts proyectado en el Puerto

Foto:Matías Mérida. Recreación Hote- Rascacielos del Puerto  
Un profesor de la UMA realiza, junto a sus colaboradores, una simulación a escala sobre el impacto visual real que conllevaría la construcción del rascacielos previsto en el dique de Levante
Mucho se ha hablado sobre la conveniencia o no de respaldar la idea preconcebida de un grupo de inversión árabe para levantar un hotel-rascacielos de 135 metros de altura en los suelos del dique de Levante del puerto malagueño. Quienes lo defienden argumentan que será una oportunidad de crecimiento turístico y de modernidad para la ciudad. Quienes lo rechazan, en cambio, alertan del gran impacto paisajístico que supondrá para la tradicional fachada litoral de Málaga.
Pero la realidad es que hasta ahora poco más que la imaginación servían para hacerse una idea más o menos aproximada de lo que en realidad conllevará levantar un edificio de esa altura no comparable a día de hoy con ningún otro en la capital. Precisamente por ese motivo, para el profesor titular del departamento de Geografía de la Universidad de Málaga (UMA), Matías Mérida, todo este debate dialéctico de poco sirve si la ciudadanía en general desconoce cómo encajará realmente este rascacielos en el paisaje al que está acostumbrada en "un enclave tan céntrico y emblemático".
Fue entonces cuando se propuso poner en marcha, como proyecto de investigación aplicada, un estudio de visibilidad del edificio que se proyecta, ya que aseguró a este periódico que "percibía que se corría el riesgo de que la población descubriera a posteriori el impacto cuando ya no hubiera nada que hacer".
Su intención era dar "una señal de alerta" sobre lo que puede ocurrir si finalmente se construye y, sobre todo, "dar información precisa sobre cómo va a quedar". Como elemento de juicio para un debate necesario.
Para conseguirlo se ha servido únicamente de las fotos realizadas por él mismo desde una decena de puntos distintos de la ciudad, principalmente del litoral, "todos ellos muy transitados incluyendo también las rutas marítimas turísticas". Una vez hechas, este profesor de Análisis del Paisaje y su equipo colaborador sometió las imágenes a un software de generación de panorámicas y que se ha copiado tal cual- y posteriormente al Sistema de Información Geográfica, de tal manera explicó que "tanto las dimensiones como la localización sean lo más exactas posible para visualizar el impacto". Finalmente, se adaptó la fisonomía del edificio utilizando la información publicada sobre el proyecto.
El resultado es una serie de simulaciones fotográficas del antes y el después que permitirá que "los ciudadanos tengan material para el debate", puesto que a juicio de este experto que ha dirigido proyectos de investigación aplicada sobre impacto e integración paisajística para diversos organismos públicos "solamente se están aportando los puntos de vista interesados".
Las imágenes muestran, por ejemplo, cómo afectaría el rascacielos al icono más representativo de la ciudad según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ya que tanto desde el Muelle Uno del puerto o el Paseo de la Farola como desde el mar "quedaría completamente empequeñecida e irrelevante".
La mayor "agresión" a la imagen de la ciudad va a ser sobre su fachada marítima que, según Mérida, "quedaría seriamente alterada" y supondría que referentes paisajísticos e históricos de la ciudad como la Alcazaba, la torre de la Catedral o el castillo de Gibralfaro pasarían a "quedar ocultos o perderían sustancialmente su protagonismo paisajístico" en el caso de que al final se construya el rascacielos en el dique de Levante.
Además de la ya mencionada alteración de la fachada marítima, comprobado con las simulaciones fotográficas realizadas, el profesor titular de la UMA detalló que también afectaría a las relaciones visuales de ambos lados de la bahía "al producirse la intrusión de un elemento extraño". Por ejemplo, desde el paseo marítimo de Poniente, el edificio interrumpiría la percepción de la fachada oriental de la bahía de Málaga y dificultaría la visibilidad de otros símbolos paisajísticos muy relevantes como el Monte San Antón.
Como docente que lleva años impartiendo la asignatura Análisis del Paisaje, sintió la responsabilidad de emprender este proyecto de investigación, que tendrá también aplicación directa en su docencia como caso práctico cercano de impacto paisajístico e incluso tiene previsto presentarlo en algún congreso en la materia y publicar un artículo en una revista científica dado que "tiene un claro interés temático y metodológico".
Pero además, en su pretensión que este trabajo sirva como elemento de debate, aseguró que también "puede conectar con otras iniciativas más críticas que estamos adoptando contra el rascacielos". Se refirió a un grupo ciudadano que se está gestando con la oposición al proyecto urbanístico como nexo de unión y que está terminando de redactar un manifiesto al que espera que se adhiera todo aquel que opine del mismo modo.
En su opinión, más allá de que al final se opte por hacerlo, "debe haber al menos antes una reflexión serena porque es un lugar central, el más visible de la ciudad y de la bahía".
A pesar de que es algo que no parece haberse tenido muy en cuenta a la hora de plantear este proyecto, el profesor titular de la UMA insistió en que el paisaje aparece recogido en diferentes documentos normativos nacionales e internacionales "y por supuesto en infinidad de publicaciones científicas por tener un triple valor". Así, detalló que supone "un factor de bienestar para la población, un elemento de identidad para los habitantes de un lugar y un importante activo económico para el territorio", ya que aclaró que "un lugar atractivo paisajísticamente genera riqueza a medio y largo plazo mientras que la destrucción o alteración de los espacios atractivos paisajísticamente tiene efectos económicos negativos".
El concurso impulsado por la Autoridad Portuaria de Málaga para levantar un hotel de lujo en los suelos del dique de Levante, según ya publicó este periódico, eludió cualquier exigencia mínima en materia arquitectónica. Y ello a pesar de que esta edificación, preconcebida a un grupo de inversión árabe, puede condicionar en un futuro la imagen litoral de la capital, con sus 135 metros de altura y con capacidad para 352 habitaciones.
El Puerto, lejos de valorar en el procedimiento la calidad arquitectónica de las propuestas formuladas por los promotores interesados, obvió cualquier referencia en este sentido. La lectura del anuncio de la concurrencia de proyectos mediante el que el organismo público acabó adjudicando a Andalusian Hospitality II la explotación de los más de 17.000 metros del morro permite comprobar cómo solo se alude a que en la selección final se deberá tener en consideración "la originalidad, calidad y adaptación a la ciudad del diseño arquitectónico de las construcciones". Pero no se marcan los criterios a tener en cuenta.
De hecho, en ese documento únicamente se remarcan los volúmenes máximos a poder desarrollar en ese espacio (45.000 metros edificables), así como la altura permitida (150 metros). Incluso, en la resolución adoptada por el Consejo de la Autoridad Portuaria el pasado 27 de julio, en la que se asume la oferta del grupo árabe como la única a desarrollar (tras la exclusión de la segunda propuesta), la única referencia que se hace al diseño es que la propuesta, "como se apreció en las infografías presentadas" en la misma sesión del consejo, corresponde a un estudio "del máximo nivel de diseño y calidad".
No obstante, a la propuesta de construir el rascacielos impulsada por el fondo de inversión Al Bidda Group le queda un largo recorrido. Tres son los criterios que el proyecto debe superar de manera inseparable para disponer de la concesión definitiva: la aprobación definitiva de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (Deup), pendiente de ser ratificada por Puertos del Estado (fue presentada en diciembre de 2014); la aprobación definitiva de la modificación de elementos del Plan Especial del Puerto (que aún no ha sido demandada por el Puerto a la Gerencia de Urbanismo), y, por último, la aceptación por parte del Consejo de Ministros de levantar el veto que actualmente pesa sobre el uso hotelero en el suelo portuario. A todo ello se suma la necesidad de enfrentarse al trámite ambiental.


sábado, 11 de febrero de 2017

El Patrimonio Industrial en Málaga en una Interesante exposición en Italcable con reproducción en 3D

Italcable
Los viajeros románticos se quedaban desencantados cuando alcanzaban la costa malagueña y veían la hilera de chimeneas industriales tiznando el cielo. La estampa que les recibía tenía más que ver con su Inglaterra natal que con el tipismo andaluz que esperaban encontrar. Y tenían mucha razón. A mediados del siglo XIX, Málaga fue una potencia fabril de primer orden. La instalación de altos hornos en Marbella y la fábrica envase metálico en la capital fueron pioneras en España. Alrededor de un centenar de atalayas humeantes daban fe de aquello. Sin embargo, en los años 60 llegó el turismo de masas, una nueva actividad económica para desbancar a la anterior. Pocos vestigios han quedado de aquella época. En la ciudad de Málaga, tan sólo 14 chimeneas permanecen en pie. Los defensores de este patrimonio luchan para que no se borren por completo las huellas del pasado industrial malagueño. 
"La inmensa mayoría ignora que la provincia fue una potencia muy destacada, no era una más, sino que estaba a la cabeza sólo detrás de Barcelona en volumen económico", destaca el doctor Francisco José Rodríguez Marín, profesor en Historia del Arte y Turismo de la Universidad de Málaga. "En algunos sectores estaba a la vanguardia tecnológica", agrega Rodríguez Marín, comisario también de la muestra Patrimonio Industrial de Sevilla y Málaga. La tecnología 3D como fórmula de rescate gráfico, organizada por la Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía y que se puede ver en la Sala Mena Italcable hasta el 22 de febrero. 
Desde Huelin hasta Sacaba se emplazaban una fábrica tras otra en la primera línea litoral, un terreno libre y llano en la zona oeste de la ciudad que permitía la buena distribución de las mercancías que llegaban al puerto y se repartían gracias al ferrocarril suburbano. Pero a mediado del siglo XX vino el turismo, que "tuvo un efecto muy negativo en este patrimonio, que se derribó para construir hoteles", asegura el profesor. Y no sólo por la especulación del suelo se tiró todo abajo. Quizás entonces tampoco se tenía conciencia de su valor. Se crearon para dar un servicio y al concluir su funcionalidad o cuando se quedaba obsoleta la maquinaria se desechaba. "Lo antiguo se sustituía por lo más moderno y normalmente a quien llamaban era al chatarrero", agrega Rodríguez Marín. Hoy mucho de lo que hubo ha desaparecido.
 La fábrica de Vers era una fundición de hierro especializada en material ferroviario. Su cliente casi exclusivo era Renfe, llegó a tener 1.500 trabajadores pero se dejaron de hacer pedidos y cerró. Nada quedó de aquello. También desapareció el silo del puerto. Aunque con mucho más ruido antes de decir adiós, de su fisonomía solo han quedado fotografías. La Térmica, era una fábrica termoeléctrica tanto de fuel como de carbón "y su nave central era perfecta para haberla reconvertido en un centro deportivo o comercial", considera el profesor. "Pedimos la protección del edificio y de la chimenea, se declaró bien de interés cultural pero solo se ha salvado la chimenea", añade. Pero en esa "miopía" que impide la visión de futuro que pueden tener estas instalaciones se ha repetido en innumerables casos. "¿No sería mejor poder reconvertir espacios industriales para otros usos en vez de hacer obra nueva?", se pregunta Rodríguez Marín. Y subraya que mientras que en Europa se rehabilita este patrimonio aquí se destruye. 
"Está claro que todo no se puede conservar, hay que ser selectivo, pero la protección no se basa en función de criterios de historia del arte, sino que son otros valores, como el testimonial, lo que nos permite demostrar a las generaciones futuras el carácter industrial que tuvo Málaga", señala este defensor y difusor del patrimonio, miembro de la Asociación en Defensa del Patrimonio Tecnológico y Chimeneas Industriales de Málaga. E indica que "si lo conservamos es porque tiene un valor y lo tenemos que tratar como tal, los restos tienen que estar explicados, identificados, iluminados y bien integrados". 
Señala la chimenea de la fábrica de ladrillos de la Colonia de Santa Inés o del arco de entrada a la fábrica como buenos ejemplos. También la recuperación de la sala Italcable, que era sede de oficinas y equipamiento tecnológico de la empresa de telecomunicaciones que tendió un cable submarino desde Italia hasta América. Ahora es una sala de exposiciones que ha cuidado su fachada regionalista de 1926. 
Pero destaca otros menos afortunados, como la primera chimenea que se protegió, allá por los años 80, en la Malagueta. Iba a ir abajo y se logró mantenerla en pie, lo malo es que las viviendas de las que está rodeada la tapan. Igual que ocurre en la calle Constancia, que se encuentra dentro del recinto de unos edificios. También hay otros en estado de abandono cuyo futuro peligra. "La azucarera del Tarajal es como una catedral de la industria, sorprenden sus dimensiones y la nobleza del edificio de 1931", dice y teme que todo desaparezca. Allí, reivindica, se podría situar un museo de la industria. O también en la antigua Fiat, la antigua termoeléctrica que está tras la plaza de San Francisco. Tampoco se sabe mucho del futuro de la Salyt, la fábrica de ladrillo de 1954 que cerró en 2011. La noria de Huerta Godino, en Martiricos, es patrimonio preindustrial y está en ruinas.
 "Tenemos que abandonar la idea de museo al uso, este sería un libro lleno de historias por contar, supondría reconstruir el pasado industrial de Málaga que aquí poco se reconoce a pesar de que debería de ser seña de identidad, es una asignatura pendiente", estima Rodríguez Marín. En esta reconstrucción tienen mucho que decir las nuevas tecnologías puestas al servicio de la divulgación científica. 

En la facultad Politécnica de Málaga, el profesor Pedro Portillo Franquelo puso en marcha en los años 90 el proyecto Regina, el rescate gráfico de la industria desaparecida. Sus alumnos, en sus proyectos fin de carrera hicieron más de 60 reconstrucciones virtuales de fábricas ya demolidas. Con planos, fotos antiguas y estudios documentales se pueden crear imágenes tan precisas de lo que fueron y su funcionamiento que constituyen una gran herramienta didáctica. "Estos proyectos estaban en el cajón y me acordé de ellos y de ahí surgió esta exposición, que tiene siete recreaciones virtuales de Málaga y siete de Sevilla", explica el comisario de la muestra. Paneles explicativos y algunas piezas componen un recorrido para reconciliar al malagueño con un capítulo imprescindible de su historia. No todo fue siempre sol y playa.
CITESA

A.Lapeira

A.S.VERS

Suburbanos Málaga

Bodegas López Hermanos

Los Guindos

Oxidos Rojos


sábado, 4 de febrero de 2017

Inaugurado un grupo escultórico, en homenaje a Bernardo de Gálvez y su familia, realizado en bronce por Pimentel

grupo escultórico, en homenaje a Bernardo de Gálvez y su familia
El grupo escultórico está compuesto por cuatro figuras de más de 2 metros de altura. La escena representada se fecha en el año 1776, el mismo año en que  se firmó la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Representan a Miguel de Gálvez (tío de Bernardo), José de Gálvez (tío de Bernardo y ministro de Indias), Matías de Gálvez (padre de Bernardo) y Bernardo de Gálvez. Sentado en un gran sillón de ministro, aparece José de Gálvez, que acaba de firmar un documento. La figura de Miguel de Gálvez está de pie, portando una carpeta portafirmas semiabierta. Se le representa así porque fue el “alter ego” de su hermano José. Matías de Gálvez tiene su brazo derecho ligeramente levantado a la altura del hombro, en actitud de bendecir a su hijo que marcha a América y al que nunca volverá a ver por causa de la guerra. En escorzo y en actitud de empezar la marcha con el brazo izquierdo caído y portando el tricornio en la mano, está Bernardo de Gálvez que en su mano derecha lleva enrollado el decreto que acaba de firmar su tío José, ministro de Indias. Es su nombramiento como gobernador de la provincia española de Luisiana y coronel del Regimiento Fixo del mismo nombre con capital en Nueva Orleans.  Los rostros y el atuendo de los personajes están tomados de las réplicas de retratos que tienen la asociación. Las esculturas las ha realizado la fundición Ruviarte en Madrid (Aferarte S. L.).
 El grupo escultórico “La Familia de D. Bernardo de Gálvez” realizado en bronce por el escultor Jaime Pimentel, de ha inaugurado el 3 de febrero de 2017. Se sitúa en la Fuente de las Américas, junto a las Hermanitas de los Pobres y la estación “María Zambrano”. El Ayuntamiento de Málaga  dedica este grupo escultórico a la figura de Bernardo de Gálvez con el impulso del propio escultor, Jaime Pimentel, así como de Miguel Ángel Gálvez Toro y Manuel Olmedo, presidente y miembro de la Asociación Bernardo de Gálvez y Gallardo. Se han  invertido más de 189.000 euros en esta actuación. 136.125 euros corresponden a la realización en bronce del grupo escultórico y 56.187 a la adaptación de la fuente para la instalación.
Se ha remodelado la Fuente de las Américas  para ejecutar la base donde se sitúa el grupo escultórico en el vaso norte, el de menor tamaño de la fuente. Así, se ha actuado en el interior de este vaso instalando esta base de hormigón de 5 metros de diámetro y 1,40 metros de altura, cota necesaria para alcanzar la altura del vaso ubicado inmediatamente al sur. En este pedestal se han fijado las cuatro esculturas de la familia Gálvez. Es un pedestal de hormigón armado con su superficie tratada con hormigón. Previo al inicio de los trabajos de ejecución de la base de hormigón, se ha realizado el desvío de las instalaciones existentes, impulsión, vaciado y de captación, así como las instalaciones eléctricas de alimentación de la bomba e iluminación. También se ha remodelado el acerado que rodea el vaso norte de la fuente. Se ha demolido y sustituido por un pavimento natural de gran formato alineado con el vaso, creando un espacio diferenciado del acerado restante. También se han reemplazado dos arquetones de instalaciones existentes en el acerado de chapa de acero estriada por tapas pavimentadas.

Fuente: Ayuntamiento de Málaga