jueves, 29 de julio de 2010

La nueva ruta del oro , calle Carretería.

La nueva ruta de oro

LUCAS MARTÍN. LA OPINIO DE MÁLAGA
 Cristalería, tienda de colchones, muebles, antigüedades e, incluso, libros de ocasión. La historia de la calle Carretería está lejos de los metales nobles, pero últimamente su rasgo distintivo lo aportan letreros uniformes, con diferente caligrafía, aunque con un mismo mensaje: empeño, compro oro. En poco más de una década, se ha convertido en el negocio más repetido en la calle. Su nomenclatura mira cara a cara a los tiempos de crisis. No hace falta doctorarse en economía para entender que se trata de una opción rentable. La constatación es cuantitativa. Las casas de empeño se acumulan en la mitad norte de la arteria, pero también aparecen al final e, incluso, frente al trozo de muralla. ¿Por qué allí? ¿Existe un yacimiento en los alrededores? Los encargados de los establecimientos no se muestran muy locuaces al respecto. La mayoría se desentiende de la pregunta alegando razones de jerarquía laboral. «El encargado está fuera, yo soy un trabajador y no te puedo explicar por qué elegimos mudarnos a esta zona». Los vecinos dan la respuesta y apuntan a la cercanía con el Monte de Piedad, que, como eje fundacional de una nueva colonia, ha inspirado a los nuevos reyes de Carretería. La expansión de las casas de empeño despeja algunas claves del futuro inmediato. El sector florece hasta el punto de sustituir a tiendas con mayor tradición en la zona. En los próximos meses, ocupará una antigua farmacia, desplaza a sellos familiares de muebles, de alimentación, de cerámica. «Uno de ellos va camino de comprar media calle. Ya ha ampliado el negocio dos veces», comentan. El río de las pepitas de oro, la concentración de bisutería va camino del ´guinness´.

No hay comentarios: